martes, 21 de abril de 2009

Como todas las noche dormía con los ojos a la mano, busqué el sonido que me retumbó en lo mas profundo de mi sueño, no recuerdo haber estado en algún sueño peliculesco en realidad, así que realmente sólo me saco de la suspención del conciente, ya era algo tarde , tenía que irme a trabajar.... busqué bajo la cama mis sandalias, mamá me ha difundido hábitos peculiares como no andar descalza, mientras ella no me vea... sólo había una, chupé los dientes en señal de desagrado mañanero, la otra estaba entre las patas del guardián de la casa, el que anda en cuatro, cuando logré ponerme el par, me enfoqué en el disfraz del día, mi terapeuta me dijo que la ropa es solo un disfraz no sabia que elegir y con la mano con suficiente elevación para que mis ojos conectaran la combinación correcta los tomé con calma, el par de huevitos blancos con pupilas castañas como el tabaco me había salido muy buenos.. por fin saque un vestido.. hoy sería vintage.
Realmente me pregunto por que me saqué los ojos un día... y es que tal vez el lobo de la caperuza roja tenia razón, "para verte mejor..." pero yo adaptaría eso en.."para no verte.... mejor", cuando pasas frente a mi puedo guardarlos en mi bolsillo, luego cuando te marchas regresan a su lugar discretamente, a ser lindos cada uno en la cuenca que le pertenece, grandes, brillantes, y llenos de ese sentir que ahora traiciona y envenena.
Esos ojos aparentemente funcionales, sirven entre otras cosas para observar tus movimientos, me asusto a veces de mis capacidades, y de lo retorcido que pueden llegar a ser los pensamientos.. en realidad soy solo una simple chica con ojos en la mano, jamás te haría daño....¿o sí?

2 comentarios:

Rogger dijo...

QUE TENGAS UN BUEN FINDE, LINDA...
:)

alfredo dijo...

sacarse los ojos... siempre es mejor no ver, que soportar lo que vemos.

no hay mal que dure mas que yo... siempre pienso eso.