miércoles, 20 de mayo de 2009

agua salada




Cicatriz de caricias me dejaron tus manos color bronce,
luz tenue y el olor del aceite que usabas se quedo archivado
en la última gaveta ¡todo un legajo de sonrisas!.

Ahora voy de noche y por ti corro madrugadas,
por tu sol, va mi luna ardiendo y llorando agua salada.

Fluye, Fluye en mi el deceo de sentirte a mi lado,
de tenerte a mi lado, de exigirte amor.

De tu acicalada piel y lengua envenenadas
hurté inspiración para luego sentarme frente el mar
y hablarle de tu mirada y del fuego que dejaste solitario en mi.

Soy el agua que con furia de amor desgasta,

Me voy lenta, despacio a dormir en la playa
y me alejo con amor.

6 comentarios:

Abril dijo...

Jesse,

Me gustó mucho lo que leí... me pareció lleno de pasión... pasión tuya al expresar tus sentimientos.

Gracias por estar presente en mi cumpleaños... te mando un gran abrazo.

nano dijo...

.:.

como siempre, la foto es excelente...


.:.

Caníbal dijo...

Chata, chata... ¿te traigo un látigo o con el pavimento tienes?

¡Besos!




[PALABRA DE VERIFICACIÓN: ¡"fierso"!]

Anguá Mievo dijo...

Que buena la foto que pusiste en el encabezado

PROFESOR ZOVEC dijo...

me encanto la parte de hablarle al mar...
exelente post.

Jésse Leyva dijo...

sí..he andado de un drama apasionado que para que les cuento!!!

gracias por sus comentario acerca de la foto, la noche es mi momento de inspiración para esa onda de la fotografiadera..

y pues.. así es a veces el "azote" es buen motivo para escribir.

el mar, siempre será un buen conversador!

(suspirossss.......!!)