viernes, 19 de diciembre de 2008

closing time..

Temprano en la mañana despierta, las sabanas se adhieren a su piel como si fuera una membrana de color, suena el teléfono y miles de pensamientos vuelan como palomas al despabilarse de golpe, despertar así a veces es aterrador, salta de la cama pero el intruso de la linea telefónica ha desistido de su llamado, quien sabe que cosa le iba a ofrecer probablemente alguna tarjeta nueva del banco para satisfacer nuevas vanidades.. no quiere escuchar nada,el solo timbre de una voz rompería ese extraño trance entre la realidad del sueño y la mentira que vive cotidianamente, regresa lento al borde de la cama y se sienta, observa sus piernas, se da cuenta de que realmente se gusta, apoya su mentón en las manos y observa a la nada, podría pasar así un rato pero los pensamientos como mariposas se le siguen agolpando, ya no puede más, pero sucede algo su voz se cansó quizás las cuerdas vocales solo dejaron de funcionar esa templada mañana, decide ponerse en pie y avanza hacia el baño, cansada recorre la casa y encuentra algunos rastros en los muros desnudos, de todo lo que echa de menos, recuerda como le hace falta su padre, y ese par de sensaciones de dicha que le quedaron gravadas en el corto tiempo que compartieron,siempre lo echará de menos, sale fuera respira helado el aire.. avanza tocando el largo y blanco muro del patio con los dedos apenas como no queriendo dejarse llevar por ese camino lleno de esa extraña y carcomida blancura que dejó el fin del verano, la vista se pierde al final de la casa no hay mas el sol hoy no le calienta la piel como otros días, llega al baño, en el agua, por fin, recuerda tantas cosas algunas quisiera olvidarlas al tallar se la piel con fuerza, otras solo son sensaciones cálidas que guarda en la mirada se encorva y el agua recorre su espalda, en la punta de la nariz se pierde el liquido revuelto con una lágrima de nostalgia fúnebre, comienza a aparecer el vapor le recorre el cuerpo, se pega a su cabello mojado no tiene muchas ganas de escoger la ropa, pero ya tiene algo dispuesto con calma ...con esa calma del astió viste el cuerpo, lento se detiene y mira sus manos, son largas, una vez alguien le contó una historia en la que se dice que las manos largas implican que has pasado ya por varias vidas, se pregunta cuantas vidas le faltan, sonríe un poco pensando en lo que hoy puede suceder, anoche no estuvo bien todo lo que le paso, disfraza su piel un poco con perfume, le gusta que le alaguen su aroma, escoge un bolso y se despide.

Mientras cruza la calle cierra los ojos e imagina lo feliz que puede ser, no esta muy segura pero la esperanza aun no se apaga en ella, luego busca en su gaveta de su archivero mental ...camino al trabajo repasa la sonrisa de la niña que tanto ama, las caricias de la mujer que la hace ponerse en pie cada mañana, las risas de la nueva compañera de noches, suspira y camina mas erguida y mas sonriente que la mañana anterior.

4 comentarios:

mi otro yo dijo...

Lo bueno es que sabe que hay esperanzas.

Saludos

Antonio dijo...

Gracias por la visita. Te iré siguiendo.

A.

Dragonfly dijo...

Pues sigue sonriendo... y avanzando... de seguro la sonrisa de ayer nunca será mejor que la de mañana.

Muchos éxitos y besos para vos.

Nico dijo...

Me uno a Dragonfly. Desde luego que no. Que estes bien!! Te quiero princesa!